martes, 20 de diciembre de 2011

Mi nueva yo

Todos los cambios de este año han influido en mi personalidad, y eso me hace pensar en la ayuda profesional, pero al igual que Carry, en aquel capitulo de Sexo en Nueva York, soy un poco exceptica.
Lo cierto es que no creo que sirva de mucho, tumbarme y contar mis problemas, es que de esa manera van a dejar de ser problemas? Creo mas bien que eso pasa más en las películas, y menos en la vida real, yo siempre he sido de sacarme las castañas del fuego solita.
El caso es que estoy cambiando. Mi carácter digamos que es mas agrio, mi paciencia tiene un límite mucho mas cercano. Y ya no me apetece poner la otra mejilla.
Como norma general, yo era bastante tolerante con los errores ajenos, reconocía uno mío antes incluso de cometerlo. Me encantaba mi mente fría, mi control casi total de mis sentimientos, esos que lograba ocultar bajo una gran sonrisa. Me gustaba tranquilizar a mis amigas, escucharlas y aconsejarlas. Siempre me he sentido fuerte, segura de mi misma, y estaba encantada con todas esas virtudes y aceptaba mis defectos.
Ahora, que mi vida ha cambiado, ya no soy tan fuerte, esos sentimientos que había entrenado durante años para que no salieran a la luz, no paran de jugarme malas pasadas, no me callo lo que me duele, reprocho constantemente las aptitudes de los demás, y soy mucho mas egoísta, ya no me gusta perder, ya no me conformo con participar, ahora quiero ganar.
No sé si es una mera evolución, o es consecuencia de la situación, pero me siento incómoda, rara, pero a la vez liberada.
El caso es que me gustaría volver a ser la misma de siempre, esa a la que hecho de menos, pero que no logro encontrar.

8 comentarios:

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

Momentos de crisis personales, que no son otra cosa que momentos de cambio. Tú seguro que permaneces, pero en continua evolución, y la desconfianza, la intransigencia y la impaciencia son una consecuencia de algo, pero no tienen porqué convertirse en sentimientos negativos. Pueden ser la causa de la madurez, ya no confíar en todo ni en todos/as, ya no permitir las cosas que no me gustan y decirlo y la impaciencia ante lo que se eterniza sin motivo. Uffff, cómo me he enrollado. Mi niña, que un besote y que a mí me pareces un encanto de persona.

anita dijo...

Bueno. Eso que describes nos pasa a todos alguna vez, o varias veces, siempre en el camino hacia algún sitio, así que sé paciente y confía en tí misma, que después de temporadas agitadas también llegan tiempos de paz con uno mismo y con el mundo.
Te deseo lo mejor para el año nuevo. Un hesito.

Conchy P.Vázquez blogpasionporlavida@gmail.com dijo...

Mi niña, feliz Navidad. Ya es Nochebuena y espero que a partir de hoy todo, todo y todo te vaya mejor. Besos y un abrazo muy grande

Laura y Lola dijo...

No te preocupes y si necesitas ayuda pídela, yo soy muy como tu, megafuerte de carácter y durante muchos años he sido iron woman y luego tuve un bajón bastante fuerte pero que no pasa nada, todo es tiempo y ya verás que en cuanto pase ves todo mejor.
Muchas gracias por todo lo que dices en la entrada anterior, que de piropos jajaja, actualice ayer con una entrada sobre modettes, pasate cuando quieras y bueno si necesitas algo aqui estamos.
Un besazo!

Démo Forever dijo...

FELIZ 2012!
Que sigas tan estilosa!

Isthar dijo...

Paciencia es lo que tenemos que aprender a tener y lo que, en algunos momentos, primero perdemos.
Es un proceso de cambio, y como el de duelo, tiene su tiempo. Seguro que es para bien. Algo de lo que ahora no te gusta te servirá para ser la que fuístes y mejor. Lo digo por que así espero que me pasé a mí.
besos y me alegro de haberte encontrado gracias a Conchy.

Mónica dijo...

animo con todo, esos momentos de crisis los tiene todo el mundo. un besote enorme desde http://monisdressingroom.blogspot.com/

Villarrazo Madrid dijo...

Nos ha encantado tu blog!!
A partir de ahora te seguimos!!
Pasate por el nuestro seguro que encuentras cositas interesantes.
Un beso.

http://www.villarrazo.com/behindthestyling/